• septiembre 2019
    L M X J V S D
    « Mar    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  

Manifiesto 25N. Área de la Dona EU.

@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

logo_area_de_la_dona.jpg

 

 

CONSTRUYENDO IGUALDAD, ES POSIBLE UN MUNDO SIN VIOLENCIA.

 

Afrontamos este 25 de Noviembre de 2010 inmersas en una crisis económica que está suponiendo negativas consecuencias para la vida de las mujeres. Estamos siendo de nuevo  relegadas a la reproducción de los roles que nos adjudica el sistema patriarcal: el hogar, la crianza, los cuidados y los trabajos más precarios (peor pagados, economía sumergida…)

 

El patriarcado y el capital, aprovechan todos los momentos para intentar relegarnos al ámbito de lo doméstico, apartándonos del trabajo asalariado. La feminización de la pobreza no es una entelequia, es un dato objetivo, es una realidad constatable a través de las tasas de desempleo femenino, de las de actividad y del reparto de la riqueza.

 

La precariedad, la inestabilidad, los contratos a tiempo parcial y baratos, es la oferta laboral para las mujeres. Además, la reforma de las pensiones va a significar un empeoramiento en la vida de las mujeres, el retraso de la edad de jubilación y la pretendida anulación de algunos tipos de pensiones no contributivas, van a favorecer un mayor empobrecimiento femenino.

 

Hemos podido comprobar también en los últimos meses, la creciente reafirmación del integrismo religioso contra las mujeres. Las mujeres están siendo asesinadas por supuestas infidelidades, quemados sus rostros por asistir a las escuelas: envenenadas por salir a la calle sin compañía de varones.

 

Desde África hemos recibido los informes de cómo los soldados han explotado, violado y abusado sexualmente de niñas y de mujeres de todas las edades, aprovechándose de sus pobreza y su situación de desigualdad.

 

Observamos como en nuestro entorno cultural, el debate del burka se enfoca como una cuestión de seguridad ciudadana, en lugar de cómo una forma de discriminación directa contra las mujeres. Como la prohibición del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo es la moneda de cambio en Brasil. Como Naciones Unidas enfoca la trata de mujeres con fines de explotación sexual como un problema migratorio.

 

En España, el gobierno del PSOE no avanza en la reforma de la Ley Integral Contra la Violencia, empecinado en que la única que existe es la que se da entre parejas o ex parejas, obstinado en no reconocer que la violencia de género es una cuestión estructural que hay que erradicar desde todos los ámbitos. Ya se han cumplido cuatros años desde la entrada en vigor de la ley y nos hemos ratificado, desgraciadamente, en que la ley por si sola no es la solución y en modo alguno ha devenido disuasorias para los maltratadores.

 

Es necesario modificar la Ley Integral para redoblar esfuerzos y exigir por parte de todas las instituciones el desarrollo de medidas que sean auténticamente integrales y transversales, y que impliquen a todos los estamentos sociales y políticos, abordando en su integridad la violencia de género, sin que se limiten a la llamada violencia doméstica, y que estén dotadas de recursos materiales humanos y económicos suficientes.

 

En el País Valenciano, el gobierno del PP no destina tampoco recursos suficientes para abordar la asistencia digan de las mujeres en situación de violencia de género, lo único que hace es boicotear el desarrollo de la ley y cualquier modelo educativo que camine hacia la igualdad entre hombres y mujeres. Desde EUPV seguimos denunciando que sin recursos y sin un modelo coeducativo estamos lejos de construir una sociedad sin violencia y por ende democrática.

 

Síntoma de la desconsideración institucional hacia las mujeres ha sido la eliminación del Ministerio de Igualdad, que aunque sin competencias exclusivas en igualdad de género y sin un presupuesto significativo, representaba simbólicamente la aspiración del movimiento de mujeres y el feminista. La creación de este Ministerio fue pura política propagandística, que no ha servido para desarrollar y amplificar las políticas igualitarias. Pero su desaparición es un ultraje al trabajo y las reivindicaciones de tantas organizaciones y mujeres que han conseguido, aunque solo sea simbólicamente, parte de un objetivo: que las políticas de igualdad de género sean cuestión de estado.

 

Queremos denunciar todos los insultos machistas que se repiten constantemente por parte de representantes institucionales o personas públicas, con la única intención de desacreditar a las mujeres y denigrar la tímida democracia en la que nos encontramos. Insultar a una mujer es insultar a la igualdad, pegar a una mujer es golpear la democracia.

 

Porque solo construyendo igualdad es posible un mundo sin violencia, es urgente que consigamos la fuerza para transformar una realidad que ya no podemos soportar por más tiempo. Tenemos que influir decididamente en la creación de una verdadera coordinación política y administrativa entre las Administraciones Públicas para atajar esta lacra social.

 

Hoy más que nunca es necesario que el movimiento feminista y las organizaciones de izquierda transformadoras nos organicemos y tejamos redes para defender un mundo sin violencia de género, un mundo equitativo y diverso es posible.

 

Área Dona d´EUPV

Oberta la veda a la violencia contra les dones

Carta oberta de la responsable de l’Àrea de la Dona d’Intersindical

Sé que ja s’ha dit que amb la supressió del Ministeri d’Igualtat s’ha obert la veda. Que sembla que aquests espècimens de mascles estaven amagats després de la porta del ministeri, esperant agotnats que es destruïra el que tant els tocava els nassos, per a poder eixir i campar a pler agredint-nos a les dones mitjançant l’insult groller i l’acudit fàcil i guarro, reminiscent d’anteriors èpoques en les quals les dones no podíem tenir ni veu, ni vot. Ni en l’espai públic ni en el privat, on estàvem sotmeses a la voluntat de pares, germans o esposos.

Hauríem de preguntar-nos què li passa a aquesta societat, que durant enguany ha pogut assistir a l’execució de 71 dones, assassinades a les mans de energúmens els esquemes dels quals -no ens enganyem- no estan en absolut allunyats dels qui amb la paraula ens agredeixen.

Què li passa quan un mitjà públic no només no cessa a delinqüents declarats pederastes, sinó que damunt incentiva i dóna crèdit a altres més casposos encara. Què li passa quan compra premsa en la qual es continua agredint a les dones. En la que s’anuncien prostíbuls que amaguen darrere la cortina l’esclavitud de tantes dones i xiquetes.

L’Instituto de la Mujer enviava dimecres una nota de premsa demanant els mitjans de comunicació que no donen cobertura als qui no respecten a les dones, reprovant qualsevol actitud, pública o privada, que pose de manifest una mentalitat masclista i xenòfoba, amb el convenciment que contribueixen a sostenir la discriminació cap a les dones i la violència de gènere.

Avui dijous el personal d’El Mundo es pronuncia en contra de Sostres i s’avergonyeixen que un subjecte així tinga cabuda en aquest mitjà…

Denuncien que a més de les lindezas que havia abocat sobre els seus gustos sexuals per les jovenetes o les seues opinions sobre les feministes, les dones d’esquerres o les sindicalistes i la nostra falta de capacitat intel·lectual, l’articulista d’aqueix periòdic ha escrit coses com que el talent és una cosa connatural a l’home com la bellesa a la dona, o que els abusos sexuals de l’Església als menors són indemostrats i sovint indemostrables, lleus.

Particularment a mi no m’ha suposat cap esforç deixar de comprar els llibres de Sanchez Dragó, ja que mai vaig ser capaç de llegir-li res. Però és que -encara que haguera estat el meu escriptor favorit- hauria deixat de comprar-los pel rebuig que sent cap a la pederastia, cap als homes que compren sexe de xiquetes, les anomenen “zorras” i són capaços de pensar que elles gaudeixen.

Tampoc veig Tele Madrid, però si ho fera en el mateix moment que haguera escoltat les burrades abocades pels tertulians, hauria enviat la meua protesta i deixat de veure la seua programació. I el mateix amb El Mundo, publicació que no compre entre altres coses per les opinions d’articulistes com el tal Sostres.

Tinc la certesa de no ser jo la que està equivocada. Més aviat aquelles persones de la capelleta intel·lectual que -al·legant llibertat d’expressió i acusant-nos a la resta de ser reprimides- signen un manifest de suport contra un reconegut pederasta i continuen aplaudint i rient els acudits d’aquests mascles que l’única cosa que fan és apologia de la violència contra les dones. Confiem que no sorgisca un moviment de suport a Sostres i haguem de veure de nou com s’arrepleguen signatures lloant la seua verborrea, sapiència i professionalitat.

Anomenem les coses pel seu nom, no ens equivoquem. Açò és violència, la mateixa que acaba amb el trist balanç de 71 dones assassinades en el que duem d’any, només per això: per no sotmetre’s a individus de la pitjor mena, molt propera a la d’aquells que ens agredeixen amb la paraula.

Macu Gimeno

Coordinadora de l’Àrea de la Dona
Intersindical Valenciana


19 de novembre de 2010

Publicado originalmente en la web del Área de la Dona de la Intersindical Valenciana.

Traductor

A %d blogueros les gusta esto: